Vuelve Riddick

riddick-oficial-foto

Después de “Pitchblack”, que fue todo un acierto pese a ser independiente, vino “Las crónicas de Riddick“, la cuál pese a ser una superproducción, personalmente pienso que fue una patata de tres al cuarto, una versión vitaminada y “futurista” (ejem ejem… más que nada po

rque salen saves y pistolitas de rayos) de la historia de Conan el Rey (lean comics señores/as mios/as). Supongo que escaldado con los resultados de la infame continuación, Vin Diesel quería devolverle cierto honor al personaje que le impulsó al

“estrellato” previamente a la infumable saga de “Fast & Forius”. Sin embargo ha querido volver tanto a la esencia de la película que me parece excesivo las similitudes con el primer film.

Lo triste… es que la película arranca muy bien, te engancha. Pero el entusiasmo inicial se va diluyendo hacia algún lugar que desconozco y que sobra… y sin darte cuenta acabas reviviendo escenas y planteamientos que ya habías visto. Todo esto… zanjando por la via rápida con la trama iniciada en “Crónicas…” y por encima… sin aportar absolutamente nada nuevo a la trama general de la saga. Con lo cuál la trilogía como tal, realmente no existe, está demasiado pillado por los pelos la relación entre las películas que la conforman, más allá del personaje.

Es una pena. Porque el personaje de Riddick, tenía toda la traza de convertirse en uno de esos personajes claves de la CI-FI oscura, pero se ha quedado a medio camino. Una demostración más que hay que tener algo más que una buena idea, un buen argumento, y tener y defender un buen guión.