TRON: Legacy

Leyendo críticas (yo me muevo más por el ámbito de la mera opinión) sobre esta ‘esperada‘ secuela, uno de los puntos más  comunes que se tratan se puede resumir en: espectacular en lo visual pero de contenido simplón. con lo cuál estoy de acuerdo… aunque esto… esto no debería ser la conclusión?

TRON Legacy, es la continuación del fil llamado TRON de 1982. Tengamos muy presente esta fecha. La primera película que incorporaba efectos digitales. Lo cuál ciertamente era un avanza significativo. Es de esas películas que se convierten en ‘culto‘ sin haber triunfado en exceso. el problema de esta era que la narrativa y la historia no estaban bien remachadas. Fallaban un poco, y ciertamente para la época era demasiada avanzada, y difícil de asimilar para muchos.

Pasado 29 años (que se dice pronto), la gente está más sumergida que nunca en las nuevas tecnologías y una historia de esta categoría es más fácil que la gente entienda un poco más por donde van los tiros. Y Disney quería plantarle cara a  otro film de parecidas pretensiones: Avatar. Y en cierta manera lo ha hecho.

TRON Legacy será recorda como una película de indudable manufactura visual. Al menos hasta que esto sea casi el pan de cada día. Pero la verdad es que no trascenderá como lo hizo Matrix en su primera entrega. Ni de lejos. Por qué? una sola palabra: CONTENIDO.

TRON Legacy, basándose en las nuevas tecnologías y llevandolas más allá, podría ofrecer una reflexión sobre muchas cuestiones, la definición del ser humano, de la inteligencia artificial, la creación de nuevas formas de vida, filosofía y algo más. sin embargo todas estas cuestiones profundas son tan levemente tocadas que son imperceptibles. Nos cuenta una historia fantástica, digital, pero fantástica al fin al cabo, y como tal no merece la pena profundizar en otros temas. No vaya a ser que el espectador se distraiga con filosofía en vez de quedarse embobado mirando la pantalla. Narices que para algo se han gastado tanta pasta en efectos. Muchos argumentan en su defensa la excusa esta de que es para el entretenimiento y esto lo cumple y bla bla bla. Lo cuál no deja de ser cierto. El cine (más que nunca) es el negocio del entretenimiento. Punto. Para que ofrecer algo más si ofreciendo menos se sacan una pasta gansa? Porque al fin al cabo para eso se hacen estas pelís comerciales, para que reporten jugosos ingresos. Al fin al cabo las pelis que profundizan corren el riesgo de ser avaladas por la crítica pero no por el público (que es quien suelta la inmensa pasta de las entradas, que los críticos son pocos y no pagan la entrada).

Llegados a este punto… he de decir que visualmente está muy pero que muy bien hecha.  Sorprende. Pero he de discutir algunos puntos que he visto en otras críticas. Sobre todo el punto de las coreografías. Una cosa que me repatea bastante, es el hecho de que los extras (generalmente malos) hagan unas coreografías complicadas y en cierta manera espectaculares, que se enfrenten a personajes que ciertamente carecen del mismo nivel y salgan perdiendo con demasiada facilidad. Vamos que ves a algún personaje con un dominio de las artes marciales, que pelea (con disco o no) contra los protagonistas que son incapaces de levantar la pierna más allá de la cintura, y salen perdiendo. Eso es coherente?

Finalmente… la conclusión: Es una película de puro entretenimiento sin más pretensión que dejar con la boca abierta con efectos digitales, escenarios logrados, coreografías desafiantes, y otros juegos malabares para dejarte con la boca abierta. No saldrás de la sala con mil ideas dándote vueltas en la cabeza ni replanteándote tu existencia ni nada por el estilo. Pero saldrás satisfecho si no buscas precisamente eso. Lo cuál ciertamente no es malo. No cubre mis espectativas… pero hoy día pocas producciones lo hacen. Será que soy excesivamente exigente? Me he vuelto un pedante por ello? Pienso demasiado? Pierdo el tiempo con mis reflexiones?

PD: por cierto el cameo de  DAFT PUNK, así como su aportación con la BSO para mi lo mejor.

Anuncios