Paprika

Esta vez empiezo sin la sniposis, porque yo lo valgo, jejejeje. Esta obra viene firmado por Satoshi Kon, director de animación que empezó nada más y nada menos que con el gran Katsuhiro Otomo, con lo cuál hay dos comnotaciones inevitables. Primero, que será de una calidad sobresaliente. Es lo que tienen ambos personajes. Segundo, que será un viaje sideral por la paranoia más desconcertante. Porque así es la obra de este señor, desconcertante.

La historia parte del robo del PT una invención revolucionaria para adentrarse en la subconsciencia del mundo de los sueños de los pacientes. Concretamente el modelo es un prototipo cuyo alcance no se llega a imaginar. A raiz de esto, la película transcurre entre una fusuión de realidad y viaje omnirico haciendo que la pregunta clave es “¿Me he despertado ya, o esto sigue siendo un sueño?”.

Es una película extraña, donde se juega con la imaginación y se da ienda suelta a la paranoia más mental posible. Realidad Vs Sueños. Un viaje con intriga y un grado ameno de desconcierto. Como suele pasar con este tipo de films, ya sea de animación o no, me encanta, asi que personalmente yo la recomiendo. A menos que uno sea de los que se sienta en el sofá y no quiere que nadie le coma la cabeza. A mi me pasa con frecuencia y no tiene nada de malo. Digo yo.

Anuncios